The Dark Knight Rises: cuando más es menos

[Este artículo forma parte de una serie repaso a la trilogía de Batman dirigida por Christopher Nolan. Puedes leer la primera y la segunda entregas.]

Han pasado ocho años desde que Batman desapareciera en la oscuridad, convirtiéndose, en ese instante, de héroe en fugitivo. Al asumir la culpa por la muerte de D.A. Harvey Dent, el Caballero Oscuro lo sacrificó todo por lo que considera, al igual que el Comisario Gordon, un bien mayor. La mentira funciona durante un tiempo, ya que la actividad criminal de la ciudad de Gotham se ve aplacada gracias a la dura Ley Dent. Pero todo cambia con la llegada de una astuta gata ladrona, que lleva a cabo un misterioso plan. Sin embargo, es mucho más peligrosa la aparición en escena de Bane, un terrorista enmascarado cuyos despiadados planes para la ciudad hacen que Bruce regrese de su autoimpuesto exilio.

Sinopsis de The Dark Knight Rises en filmaffinity

Cartel The Dark Knight Rises

En The Dark Knight Rises (El Caballero Oscuro, la leyenda renace, 2012) Christopher Nolan ha ido a asegurar. Más metraje, más espectáculo, más efectos especiales y, sin embargo, menos alma. Porque a veces más es menos.

Lo que en prácticamente cualquier otro director sería un triunfo en Nolan deja un hálito de decepción que quizá el tiempo logrará enjugar: la película es mejor de lo que parece en un primer visionado. Hace cuadrar muchos detalles de la trilogía que quedaban pendientes y Batman Begins cobra otro sentido gracias a algunos detalles de esta tercera parte. El problema de The Dark Knight Rises es precisamente su predecesora, la sensacional The Dark Knight (e Inception, su siguiente película, incluso superior a aquélla).

Mientras los villanos de la segunda parte explotaban el lado más psicológico de nuestro héroe, haciendo que el espectador se planteara la validez moral de sus decisiones, aquí se opta por una acción más física, más espectacular, pero menos interesante.

La película es técnicamente coherente con toda la trilogía. La fotografía anaranjada de la primera y azul de la segunda se ve aquí complementada por una resplandeciente luz neutra, y la planificación continúa abriéndose para mostrar toda la acción a plena luz del día. Sin embargo, es en la forma de llevar la historia a la pantalla donde la película está herida de muerte.

Por primera vez, Nolan toma al espectador por una persona de memoria frágil, y plaga el metrage de flashbacks del resto de la trilogía para refrescar su memoria y ganar en contenido dramático. Además, hay sensibles fallos de guión y de planificación en las múltiples peleas, y el ritmo se resiente en más de una ocasión. Y Nolan no nos tiene acostumbrados a hacernos sufrir así por sus criaturas.

[youtube http://youtu.be/g8evyE9TuYk]

Los actores, salvo excepciones, están muy bien, y sorprende Anne Hathaway en un papel diferente al que nos tiene acostumbrados, haciendo empatizar a la audiencia desde el primer minuto.

Se agradece también que se haya vuelto a explotar el humor en la saga, sobre todo entre las conversaciones de Wayne y su mayordomo -genial, como siempre, Michael Caine- o en los combates dialécticos entre Batman y su partenaire femenino.

Sin embargo, Marion Cotillard -siempre muy creíble- parece incómoda en toda la película, incapaz de hacer nada con un personaje plano y previsible, dejando coja a la película. Tom Hardy, por otra parte, está muy bien como Bane, pero personalmente prefiero la locura del malogrado Heath Ledger.

En resumen, la película es muy entretenida y un broche digno a la trilogía pero, perdida la sorpresa de la primera parte y el cine con mayúsculas de la segunda, deja un poso amargo: podía haber dado para mucho más. Nolan es capaz de hacerlo, aunque permitamos que, por esta vez, haya ido a asegurar el blockbuster palomitero y no a reventar la historia.

  • Lo Mejor: La coherencia del personaje durante toda la trilogía. Anne Hathaway y Michael Caine.
  • Lo Peor: La sensación de que Nolan puede dar mucho más. Por una vez, y sin que sirva de precedente, Marion Corillard.
  • Calificación: 7/10
  • IMDB: http://www.imdb.com/title/tt1345836/
Anuncios

Naipes y villanos (The Dark Knight)

[Esta es la segunda parte de un repaso a la trilogía de Batman dirigida por Christopher Nolan. Puedes leer la primera entrega aquí.]

Batman (Christian Bale) regresa para continuar su guerra contra el crimen. Con la ayuda del teniente Jim Gordon (Gary Oldman) y del Fiscal del Distrito Harvey Dent (Aaron Eckhart), Batman se propone destruir el crimen organizado en la ciudad de Gotham. El triunvirato demuestra su eficacia, pero, de repente, aparece Joker (Heath Ledger), un nuevo criminal que desencadena el caos y tiene aterrados a los ciudadanos.

Sinopsis de El Caballero Oscuro en filmaffinity

Ver El Caballero Oscuro es como ir a uno de esos antiguos cines en los que proyectaban dos películas en la misma sesión. Una auténtica experiencia seductora y sorprendente: la primera hora y media, desde el atraco del banco hasta determinado momento en que parece que la película va a terminar (me abstendré de hacer spoilers, por vuestro bien) es en sí misma una gran película de acción. Con una inmaculada presentación de personajes -ese Joker que parece una versión maquiavélica de uno de los personajes de El Golpe– y una historia poliédrica de lucha entre el bien y el mal, nos encontramos con una película que parece de súperheroes sin realmente llegar a serlo. Y, cuando parece que ha finalizado y todo está resuelto, que ya no hay comodines en la partida, uno de los muchos giros de guión rompe la baraja y nos hace replantearnos de nuevo toda la historia.

Cartel de El Caballero Oscuro

Poniendo a los personajes al límite, con tomas de decisiones siempre imprevisibles y una tensión que aumenta a cada segundo, la barrera entre el bien y el mal, el héroe y el villano, se difumina poco a poco en un crescendo psicológico intachable.

Si Batman Begins tenía una fotografía anaranjada, El Caballero Oscuro es azul, coherentemente tenebrosa. Si en la primera los planos eran generalmente cercanos aquí el campo de visión se abre espectacularmente.

Todos los actores componen muy bien personajes complicados y bien definidos -menos mal que Nolan solventó sus errores de casting anteriores y contó con Maggie Gyllenhaal en lugar de katie Holmes para encarnar a Rachel-, pero Heath Ledger merece mención aparte. Podemos decir sin muchas dudas que presenta el mejor villano de los últimos años: cruel, despiadado, incapaz de vivir sin su álter ego, mostrándole sus deficiencias y carencias morales continuamente. Tanto es así que siempre estamos deseando que aparezca y, cuando lo hace, se come con patatas a todos los demás. Sólo por él ya merece la pena ver la película, llevada de la mano hacia un final épico que nos deja con ganas de más.

Y todo por no hablar de la banda sonora genial (su inseparable Hans Zimmer) y las logradas escenas de acción, justo lo que le faltaba a Nolan antes de su gran obra, la perfecta Inception.

[spotify spotify:album:63uFfOZpC7jrV7wfuBY2lX]

Sólo falta comprobar si The Dark Knight Rises, que se estrena hoy, sigue la senda de esta película en su planteamiento y espectacularidad, o si por contra la sombra de Heath Ledger es alargada. La respuesta, en breve.

¿Qué te parece a ti? ¿Crees que esta película merece todas las adulaciones que ha recibido, o que está tan sobrevalorada como su director? ¿Cuál es la mejor película de Christopher Nolan? Da tu opinión en los comentarios o en las páginas de Facebook o Google+.

[youtube http://youtu.be/yQ5U8suTUw0]

  • Lo mejor: Cada uno de sus 152 minutos. Que Nolan ponga a sus personajes al límite.
  • Lo peor: Que se pierdan ciertos toques de humor que sí había en Batman Begins.
  • Calificación: 9/10
  • IMDB: http://www.imdb.com/title/tt0468569/