Las mejores películas y series de 2015

Tras la lista de los 30 mejores discos del año aquí va mi lista con lo mejor del cine del 2015, que me ha hecho reconciliarme con el blockbuster de aventuras como nunca. Como siempre hay alguna trampa, porque hay películas del año 2014 estrenadas en España en 2015 y algunas que no se han estrenado aún pero que he visto en Valladolid o Netflix.

Este año he visto, según mis calificaciones en IMDB, 126 películas -cuatro más que el año pasado, no está nada mal, a una cada tres días-, con una media de 6,99 puntos.

He aquí mi lista de las 20 mejores películas de 2015. Si ves que alguna película imprescindible se me ha escapado, ¡dímelo en los comentarios!

1. Inside Out: Lo de Pixar no tiene nombre. Pocas veces he disfrutado tanto en el cine como con ellos, y en Inside Out lo hacen otra vez. Reconozco que me vi en varios momentos con la boca abierta, con una envidia total por lo que estos genios saben hacer. 

2. Mad Max: Fury Road: Ni El Despertar de la Fuerza ni leches. La película de acción del año es Mad Max. No confiaba nada en que me gustara esta película. No recordaba haber visto de pequeño la trilogía original y no me atraía demasiado. Sin embargo entras en el cine y el film no te suelta en ninguna escena. Una maravilla que deja a un personaje femenino protagonista icónico. He dudado mucho si ponerla en el número 1…

3. Victoria: Dos horas y media de plano secuencia sin cortes (chúpate ésa, Birdman) con una española que pasa una noche en Berlín. Su realización y fotografía son increíbles, pero es que encima la película es muy interesante y tiene una escena en un piano que si no te emociona no tienes sangre en las venas.

4. Birdman: Este año va de planos secuencias y, aunque parezca que esta película tiene mil años se estrenó este año en España. La ganadora del Oscar no es una película que vaya a gustar a todo el mundo, pero reconozco que a mí me fascinó.

5. Truman: Aún me faltan algunas por ver pero para mí ésta es la película española del año. Tengo debilidad por Cesc Gay, y Truman no podía faltar en la lista

6.Kingsman

7. Degrade

8. El Nuevo Nuevo Testamento

9. Tomorrowland

10. Nightcrawler

11. Amy
12. Mustang
13. The Martian
14. Mission Imposible 5

15. Star Wars – The Force Awakens
16. Ex Machina
17. The Gift
18. Sicario
19. The Final Girls
20. El Desconocido

En cuanto a las series, reconozco que con la llegada de Netflix me he centrado en algunas que no son de 2015, y que algunas de las estrenadas este año se me han escapado. Además no me gustan demasiado las supuestamente inmejorables Game of Thrones o The Walking Dead, así que quizá no deberías fiarte mucho de mí. Ahí va mi ranking de series de 2015:

1. Unbreakable Kimmy Schmidt: huérfano como estaba sin Parks and Recreation 30 Rock Tina Fey ha vuelto al rescate con un delirio divertido de los de hacer Binge Watching y terminarla en dos días. Y con la melodía de cabecera más pegadiza de la temporada.

2. You’re the Worst: ¿Pero esto no era de risa? A muchos no les gustará porque la segunda temporada ha tomado tintes bastante trágicos, pero para mí ha sido una delicia con la que sufrir y disfrutar a partes iguales.

3. Shameless: Mi serie favorita sigue en plena forma a pesar de llevar 5 temporadas. Pocas series pueden mantener un nivel así durante tanto tiempo. Esperando con ansias la sexta.

4. Halt and Catch Fire: Este año se han centrado en los personajes femeninos de la serie y se han reinventado para no hacer una continuación estricta de la primera temporada. Pocas series construyen unos personajes tan potentes.

5. Mr Robot: Aunque en el último capítulo se desinfla un poco pocas series he disfrutado este año como este Club de la Lucha versión hacker. Una de los pocos productos audiovisuales donde lo que hacen con los ordenadores tiene sentido.

6. Parks and Recreation
7. Limitless
8. Narcos
9. UnReal
10. My Mad Fat Diary
11. Brooklyn Nine-Nine
12. South Park
13. Jessica Jones
14. Orange is the New Black
15. Silicon Valley

¿Y para ti? ¿Cuál es tu lista? ¿Me dejo alguna importante? Recuerda que además de los comentarios tienes las páginas las páginas de Facebook o Google+.

Los mejores discos de 2015 (con listas de Spotify)

Ya sabéis que uno de mis momentos favoritos del año es el de hacer listas. Es divertido repasar la lista de diez años atrás y pensar “¿de verdad escuchaba esta basura?”.  En lo que va de año he escuchado, según mi perfil de last.fm 8572 canciones: algo más de 22.000 minutos de música (a 0,014€ la canción en Spotify, para que luego digan que la música es cara). De entre todas ellas, aquí va mi lista con los 30 discos que más me han gustado este año. Al final del post he puesto dos listas de spotify, una versión corta (este año he conseguido dejarla en unas 200 canciones) y una versión extrema (que se va por encima de las 500, 34 horas de música). Este año reconozco que no he tenido tiempo para ordenarlas convenientemente, así que te recomiendo que las pongas en modo aleatorio.

Como otros años hago trampas y la lista contiene algunas canciones que no son de este año, ya sea porque Spotify las ha incluido en el 2015 o porque se me escaparon en su momento. Espero descubrirte al menos alguna canción interesante, si ves que me falta algún imprescindible puedes compartir tu lista u opinión en los comentarios. Recuerda que puedes suscribirte a cualquiera de las dos listas al abrirlas en Spotify y pulsando sobre Subscribe en la parte superior de la pantalla.

Un año más, las vocalistas femeninas con voz de cabra a las que parece que están ordeñando prevalecen sobre los artistas masculinos, disculpad mi debilidad. Diría que de los 30 discos de mi 2015 más de un 80% cuentan con vocalistas femeninas…

1. CHVRCHES – Every Open Eye

2. Wolf Alice – My Love is Cool

3. Summer Camp – Bad Love

4. Grimes – Art Angels

5. Brandi Carlile – The Firewatcher’s Daughter

6. Robe – Lo que aletea en nuestras cabezas
7. Metric – Pagans in Vegas
8. Sleater-Kinney – No Cities to Love
9. Destroyer – Dream Lover
10. The Bright – Líneas Divisorias
11. Janne Schra – Ponzo
12. BOY – We Were Here
13. Tove Styrke – Kiddo
14. Wild Child – Fools
15. Mates of State – Bring it Back
16. Teen girl scientist monday – Hyper Trophy
17. The Do – Shake, Shook, Shaken
18. Florence and the Machine – How Big, How Blue, How Beautiful
19. Courtney Bannett – Sometimes I Sit and Think, and Sometimes I Just Sit
20. Nerina Pallot – The Sound and the Fury
21. Worriers – Imaginary Life
22. Delta Rae – After it All
23. Carly Rae Jepsen – Emotion
24. Speedy Ortiz – Foil Deer
25. Nneka – Soul is Heavy
26. Of Monsters and men – Beneath the Skin
27. Belle and Sebastian – Girls in Peacetime Want to Dance
28. Bad bad hats – Psychic Reader
29. The Mynabirds – Lovers Know
30. Life in film – Here it Comes

Y, si te atreves, la versión extrema del Best of, con más de 500 canciones y día y medio de música para disfrutar de este año:

Los mejores discos de 2014 (con listas de Spotify)

Tras mi lista de las que para mí han sido las Mejores Películas de 2014 ahora toca la música. En lo que va de año he escuchado, según mi perfil de last.fm 6.965 canciones: 21.969 minutos de música. De entre todas ellas, aquí va mi lista con los 25 discos que más me han gustado este año. Al final del post he puesto dos listas de spotify, una versión corta (este año he conseguido dejarla en menos de 150 canciones) y una versión extrema (que se va a casi las 500, más de un día completo de música). Este año reconozco que no he tenido tiempo para ordenarlas convenientemente, así que te recomiendo que las pongas en modo aleatorio.

Al igual que pasa con las pelis, la lista contiene algunas canciones que no son de este año, ya sea porque Spotify las ha incluido en el 2014 o porque se me escaparon en su momento. Espero descubrirte al menos alguna canción interesante, si ves que me falta algún imprescindible puedes compartir tu lista u opinión en los comentarios. Recuerda que puedes suscribirte a cualquiera de las dos listas al abrirlas en Spotify y pulsando sobre Subscribe en la parte superior de la pantalla.

Como siempre, perdonad la prevalencia de vocalistas femeninas. Ya sabéis que son mi debilidad.

1. La Sera – Hour of the DawnMenuda gozada de disco y de directo (la vi en el Primavera este año y fue una pasada). Esa mezcla entre PJ Harvey y Kate Nash me encanta.

2. Ingrid Michaelson – Lights OutVale, soy un blando, lo reconozco, pero es un discazo poppie con melodías súper pegadizas y algunos de los temazos del año.

3. Damien Rice – My Favourite Faded FantasyAlgo más excesivo de lo habitual, pero mejor que 9. Un disco más pensado de lo que parece. Te echaba de menos, Damien.

4. The Muffs – Whoop Dee Doo: Me encantan, y no hay más que hablar. Esas pegadizas melodías noise-punk bien merecen un reconocimiento.

5. Belako – Eurie: Vale, es un disco del 2013, pero fue imperdonable saltármelos el año pasado, así que el grupo más sorprendente de la escena musical española va directo al Top-Five.

6. Jenny Lewis – The Voyager

7. Joan as Police Woman – The Classic

8. Paul Heathon and Jacqui Abbot – What Have We Become?

9. Esben and the Witch – A New Nature

10. Lykke Li – I Never Learn

11. The Pains of Being Pure at Heart – Days of Abandon

12. Slow Club – Complete Surrender 

13. Grouplove – Spreading Roumors

14. The Veronicas – The Veronicas

15. Lucius – Wilderwoman 

16. Jack White – Lazaretto

17. Russian Red – Agent Cooper

18. Alt-J – This is All Future 

19. Beverly – Careers

20. Ages and Ages – Divisionary

21. The New Pornographers – Brill Bruisers

22. Nacho Vegas – Resituación

23. 2:54 – The Other I

24. Sharon VanEtten – Are We There

25. The War on Drugs – Lost in the Dream

Y, si te atreves, la versión extrema del Best of, con 500 canciones y más de 1 día de música para disfrutar de este año:

Las mejores películas de 2014

Este año casi me pilla el toro, pero aquí va mi lista con lo mejor del cine del año 2014. Como siempre hay alguna trampa, porque hay películas del año 2013 estrenadas en España en 2014 y algunas que no se han estrenado aún pero que he visto en Sitges o Valladolid.

Poster de Her

Este año he visto, según mis calificaciones en IMDB, 122 películas -trece menos que el año pasado-, con una media de 7,06 puntos.

He aquí mi lista de las 20 mejores películas de 2014. Si ves que alguna película imprescindible se me ha escapado, ¡dímelo en los comentarios!

1. HerSí, aunque parezca que ha pasado muchísimo tiempo, Her se estrenó en España en 2014, y es una auténtica maravilla. Original, dolorosa, divertida. Imprescindible. Señorita Coppola, su exmarido empieza a ganarla por goleada…

2. Boyhood: He dudado mucho en si ponía esta película como la mejor del año o no, puesto que creo que funciona mejor como concepto que como película en sí.  Aunque disfruto más con la trilogía de Antes del… este experimento enorme rodado durante 12 años merece ser reconocido. Ya es hora de que todo el mundo premie a Richard Linklater.

3. 10.000 KmHacía muchísimo tiempo que no ponía en un top-3 una película española, pero ésta se lo merece. Este año parece que va de las relaciones y la tecnología, y ninguna película que yo haya visto ha sabido aprovechar mejor los recursos tecnológicos que usamos a diario. Es una lástima que en la primera secuencia haya algunos problemas de sonido, porque si no sería absolutamente perfecta.

4. InterstellarTenía mucho miedo a esta película después de ver el trailer, pero Nolan lo ha vuelto a hacer. Por mucho que su final sea discutible -ya hay, como siempre, múltiples teorías por internet- ésta ha sido la película que más he debatido en el 2014, y eso merece un premio.

5. WhiplashAún no la han estrenado en España, pero tuve la ocasión de verla en la Seminci de Valladolid y es una pasada. No os la perdáis, J. K. Simmons hace la interpretación del año.

6. It FollowsHacía mucho que no pasaba tanto miedo viendo una película. No suelen gustarme las películas de terror de los últimos años porque suelen basarse en el sonido para asustar. En It Follows todo se basa en la sugestión, en crear una ambientación que haga que no puedas apartar las manos de la butaca.

7. What we do in the Shadows: Un falso documental sobre vampiros que comparten piso en Nueva Zelanda. Una marcianada genial para no parar de reír.

8. Begin AgainAunque le falta algo de la espontaneidad que tenía Once, Begin Again tiene algunas ideas geniales, y sólo las secuencias donde los protagonistas se conocen o la de la azotea ya merecen un visionado.

9. I OriginsLa ganadora en Sitges es una interesante propuesta que enfrenta una vez más ciencia y religión, pero con una vuelta de tuerca muy interesante.

10. Relatos SalvajesAunque va de más a menos hay que agradecer una propuesta tan arriesgada y divertida, donde continuamente se rebasan los límites de lo que solemos ver en pantalla.

11. 22 Jump StreetProbablemente para muchos la inclusión de esta película desautorizará el resto del ranking, pero hacía tiempo que no me reía tanto en el cine. La autoconsciencia de esta secuela hace que se le perdonen muchas de sus sandeces y que sea un guilty pleasure a disfrutar.

12. The Wolf of Wall StreetOtra que se estrenó para la cosecha de los Oscar a principios de este año. Excesiva, brutal y con un Leonardo DiCaprio increíble, sobre todo en la escena en que tiene que coger el coche puestísimo de todo.

13. Carmina y Amén: Paco León mantiene el humor negro de la primera entrega pero le dota de más fondo, haciendo que la segunda sea incluso mejor que la original.

14. The Theory of EverythingDesde Like Crazy quiero casarme con Felicity Jones, y eso que no creo en el matrimonio. Por eso probablemente no sea lo suficientemente objetivo, pero centrar una película con Stephen Hawking en el personaje de su partenaire femenina -no obstante, el guión parte de un relato de ella- es todo un acierto.

15. Mita TovaPor tratar la muerte de manera divertida y con carisma.

16. Wish I was HereUn Algo en Común para cuarentañeros mezclado con Casi Famosos y Lost in Translation con peluca de colores. Algo pasada de filtros Instangrameros, pero muy disfrutable.

17. The TribeCreo que no volveré a ver esta película en la vida. Dos horas y cuarto de película de sordomudos, sin subtítulos y sin música. Y aún así, funciona. Durísima.

18. BabadookPorque hacen falta más películas así, con una ambientación tan lograda y un terror diferente. Tuve que pararla un par de veces para poder respirar.

19. The Grand Budapest Hotel: Aunque prefiero otras marcianadas de Wes Anderson como Moonrise Kingdom he de reconocer que me lo pasé muy bien con esta peli.

20. Dallas Buyers ClubEmpiezo a estar un poco saturado de Matthew McConaughey, pero hay que reconocerle el meritazo en esta película pequeñita pero muy interesante.

¿Y tú? ¿Cuál es tu lista? ¿Me dejo alguna importante? Recuerda que además de los comentarios tienes las páginas las páginas de Facebook o Google+.

Encuesta: Los insectos de mi Alma

¿Te gustaría participar en el argumento de una novela? ¿Alguna vez has querido sentirte integrante de la narración que estás leyendo? Si en algún momento te lo has planteado o simplemente tienes curiosidad, por favor, sigue leyendo.

Aprovechando que estoy de vacaciones (no me envidies tanto, que no pude cogerlas en verano) he estado dedicando unos días a construir un primer bosquejo argumental de lo que me gustaría que fuera mi próxima novela, después de El Suspiro Amarillo.

La sinopsis preliminar de este relato, que de momento tiene el nombre de Los insectos de mi Alma, es la siguiente:

¿Cuándo fue la última vez que hiciste algo por primera vez? ¿Por qué recordamos algunas cosas insignificantes y olvidamos otras que parecen, cuando las estamos viviendo, tan importantes?

Alma es una chica irónica y cínica que vive con su madre. Su padre las abandonó cuando ella era todavía una niña, y Alma siempre le ha culpado de todas sus malas decisiones en la vida, por no haber tenido un referente paterno. Tras un accidente, en un momento de lucidez, la madre de Alma le confiesa algo que desmembrará sus cimientos emocionales: nada ha sido como ella cree, y su padre sí ha estado presente en la mayoría de sus primeros momentos.

De esta forma, Alma se verá obligada a realizar un viaje iniciático a través de sus recuerdos buscando a su padre.

A partir de esta premisa pretendo bucear un poco en los recuerdos (en los míos y en los de aquella generación que se mueve en torno a la treintena actualmente), con algunas dosis de misterio, cierto humor negro y una buena ración de melancolía. Porque, claro, esos instantes no son realmente como los vivimos, sino como los recordamos. Y, si los agitamos un poco y les damos un par de vueltas, la mezcla puede ser explosiva.

En una primera fase envié una encuesta con cuatro sencillas preguntas a un grupo muy selecto de personas que pensaba que podrían ayudarme. Luego desplegué una pizarra enorme sobre mi mesa y, con post-it de colores, empecé a colocar los recuerdos y las situaciones que me parecían más interesantes en cada año, dejando mi salón como si fuera el de un detective en busca de un asesino en serie. Sí, sólo faltan las chinchetas y un poco de cuerda:

Los insectos de mi Alma, esqueleto

Ahora, con un esqueñeto argumental inicial de unas treinta páginas acerca de cómo será el relato, me gustaría hacer partícipe a más gente, que te sientas involucrado con la creación de esta aventura.

Si alguna vez has querido leer en una historia algún aspecto de tu vida, de los juegos de tu infancia, de aquella relación tan desastrosa y casi cómica, de ese secreto inconfesable que guardas o de la primera vez que sentiste vergüenza por algo que habías hecho, creo que la siguiente encuesta puede ser interesante para ti.

 

Muchísimas gracias por tu ayuda, creo que puede ser una experiencia divertida. Y, si ya has participado y piensas que puede ser interesante para otra persona, no dudes en compartir el enlace.

¡Os mantendré al tanto del proceso de creación!

Las mejores series de 2013

Que no os engañen: ni Breaking Bad, ni Game of Thrones, ni Modern Family, ni House of Cards. La serie del año, con permiso de Shameless, es Orange is the New Black.

Vale, es cierto, este tipo de posts se escriben antes de que acabe el año, pero quería esperar a tener algo más de tiempo para ver algunas series rezagadas y ofrecer un ranking completo, así que sirva esta lista como regalo de reyes adelantado.

Según mi cuenta de trakt.tv este año he visto 485 episodios repartidos entre 28 series, 1 semana y media de continuo viendo series. Lo he intentado tres veces con Breaking Bad y no he conseguido pasar de la segunda temporada, aún no he visto Mad Men  y cuando me pongo Game of Thrones voy a hacerme la cena, pongo una lavadora, leo un par de revistas y cuando miro a la tele aún está el opening del mapa con la música chula, así que probablemente esta lista carezca de credibilidad para los más seriéfilos, pero aquí están mis mejores series del 2013:

1. Orange is the New Black

Reconozco que la tercera incursión de Netflix en la producción, tras la interesante House of Cards y la repesca de Arrested Development, me daba bastante pereza: una historia basada en hechos reales situada en una cárcel de mujeres no parecía dar para mucho. Sin embargo, el opening interpretado por Regina Spektor llamó mi atención y decidí darle una oportunidad.

No me arrepiento. Orange is the New Black ha resultado ser, para mí, la serie del año. Gracias al modelo de Netflix, que pone a disposición todos los capítulos de la temporada a la vez, he podido hacer una maratón de los trece primeros capítulos, siempre con la sensación de querer saber más de sus personajes y, a la vez, querer dosificarla para que no terminara.

2. Shameless

Mi serie favorita y, probablemente, la única que en su versión americana es mejor que la original inglesa. Imprevisible, irónica, diferente, es una pena que los premios no la agasajen como merece. Todo el reparto está increíble, pero lo de Emmy Rossum es de traca. Y encima canta, toda una joya. Está a punto de comenzar su cuarta temporada, no te la pierdas.

3. Masters of Sex

La responsable de que haya tardado tanto en elaborar esta lista. Vi los primeros cinco capítulos según se iban estrenando y me pareció tan buena, me dejaba tan enganchado, que decidí esperar a que terminara la temporada para hacer una sesión continua. La historia de los dos primeros médicos que estudian los efectos del sexo en el cuerpo humano está excelentemente ambientada y tiene unos personajes con muchos matices y aristas. Totalmente recomendada.

4. 30 Rock

No podía faltar la última temporada de la serie que más me ha hecho reír en los últimos años. Saber desde el principio que era la última temporada hizo que los guiones fueran cerrando todas las tramas poco a poco, ofreciendo un final muy digno. Y que vuelva ya Tina Fey. Que haga lo que sea, pero ya. La necesitamos.

5. Parks and Recreation

El complemento perfecto a Tina Fey, Amy Poehler dando la réplica en una serie que gana cada temporada, con un reparto coral estupendo y muy fresco. Si aún no la has visto ten paciencia con la primera temporada, yo no lo hice y tardé en darme cuenta de lo estupenda que es.

6. Orphan Black

Este año los personajes femeninos potentes se han multiplicado. Normalmente las mujeres en las series interpretan personajes planos o al servicio de los hombres, pero este año no ha sido así. Y la prueba no está sólo en que la mayoría de las series de esta lista tienen como personaje principal una mujer, sino en esta Orphan Black. Si el mundo fuera justo Tatiana Maslany debería llevarse todos los premios de la temporada. Y si esta serie hubiera sido de JJ Abrams todo el mundo estaría mojando las bragas. Desafortunadamente, el mundo no es justo…

7. Modern Family

Aunque muchos creen que la fórmula ya está agotada yo no me canso de las historias de estas tres familias llevadas un poco al límite. Si hay tantas series nuevas que quieren parecerse a Modern Family, por algo será.

8. How I Met Your Mother

A falta de ver cómo termina la última temporada, Cómo conocí a vuestra madre ha renacido y está ofreciendo unos capítulos a la altura de las primeras temporadas, remontando un par de temporadas tediosas (nótese el juego de palabras) en las que todo parecía ir por los mismos caminos una y otra vez.

9. Fringe

Un final de serie bien cerrado ante una temporada que podía haberse ido de las manos completamente. Echaremos de menos a Walter y a Olivia.

10. Family Guy

Porque no se quema con los años como The Simpsons, porque el humor bestia de Seth Macfarlane es genial, porque aún cuando se atreven a matar a un personaje principal salen airosos Padre de Familia debía estar en esta lista.

¿Alguna recomendación para la temporada que viene? ¿Se me ha olvidado alguna importante? Utiliza los comentarios o las páginas de Facebook o Google+

Los mejores discos de 2013 (incluye listas de Spotify)

Tras mi lista de las que para mí han sido las Mejores Películas de 2013 ahora toca la música. En lo que va de año he escuchado, según mi perfil de last.fm 6.342 canciones, repartidas entre 896 artistas: 18.949 minutos de música. De entre todas ellas, aquí va mi lista con los 25 discos que más me han gustado este año. Al final del post he puesto dos listas de spotify, una versión corta (dado mi nulo poder de concisión incluye casi 200 canciones) y una versión extrema (que se va a las 450, más de un día completo de música). Ahora que Spotify es gratuito también en tablets y smartphones no tenéis ninguna excusa para no disfrutarlas. Por ese motivo, salvo petición expresa, este año no haré lista de Grooveshark.

Un año más, las vocalistas femeninas priman en mi lista, así que si prefieres las voces varoniles es posible que este ranking no sea el tuyo. La lista contiene algunas canciones que no son de este año, ya sea porque Spotify las ha incluido en el 2013 o porque se me escaparon en su momento. Espero descubrirte al menos alguna canción interesante, si ves que me falta algún imprescindible puedes compartir tu lista u opinión en los comentarios. Recuerda que puedes suscribirte a cualquiera de las dos listas al abrirlas en Spotify y pulsando sobre Subscribe en la parte superior de la pantalla.

1. Haim – Days are Goneesa mezcla perfecta entre el pop ochentero y Fleetwood Mac es la que más me ha hecho disfrutar este año. Ya estaban con su single en mi Best Of del año pasado, y éste logran auparse al primer puesto de la lista. Si no las conoces no pierdas más el tiempo y ponte a escucharlas.

Haim – Days are Gone

2. Vampire Weekend –  Modern Vampires of the CityPor fin se han quitado los sonidos africanos de sus primeros discos y ahora su música es más redonda.

Vampire Weekend – Modern Vampires of the City

3. Rilo Kiley – rkivesPorque un disco de descartes y caras B de Rilo Kiley es mejor que la mayoría de discos del año.

Rilo Kiley – rkives

4. Tegan and Sara – HeartthrobTemazo tras temazo, las canadienses siempre están ahí para iluminar un día gris.

Tegan and Sara – Heartthrob

5. Bettie Serveert – Oh Mayhem!Su mejor disco desde Private Suit. Veinte años en la brecha y aún dando caña.

Bettie Servert – Oh Mayhem!

6. The National – Trouble Will Find Me

7. Icona Pop – This is… Icona Pop

8. Julio de la Rosa – Pequeños Trastornos sin importancia

9. Mikal Cronin – MCII

10. Gabriella Cilmi – The Sting

11. The Head and the Heart – Let’s Be Still

12. The Naked and the Famous – In Rolling Waves

13. Zaz – Recto Verso

14. Neko Case – The Worse Things Get, The Harder I Fight, The More I Love You

15. Arctic Monkeys – AM

16. Fuel Fandango – Trece Lunas

17. Arcade Fire – Reflector

18. The Sounds – Weekend

19. Sara Bareilles – The Blessed Unrest

20. Anna Calvi – One Breath

21. Tanya Donelly – The Swan Song Series

22. Melissa Ferrick – The Truth Is

23. Paramore – Paramore

24. Nick Cave and the Bad Seeds – Push the Sky Away

25. Jenn Grant – The Beautiful Wild

Dicho todo esto y, para huir del gafapastismo y perder toda mi credibilidad, diré que el disco que más he escuchado este año, el que más placeres me ha producido, es el Mañanas de Petanca de Los Gandules. Si tienes un mal día no dudes en escucharlo, seguro que te echas unas risas.

Y, si te atreves, la versión extrema del Best of, con 450 canciones y más de 1 día de música para disfrutar de este año:

Las mejores películas de 2013

Un año más, con el fin de año llega el tiempo de las listas y recopilatorios con lo mejor de la temporada.

Poster de La Vida de Adèle

Este año he visto, según mis calificaciones en IMDB, 135 películas -catorce más que el año pasado, nada mal-, con una media de 6,80 puntos, la más alta desde 2010. Tengo la sensación de que la cosecha de este año es mucho mejor que la de temporadas anteriores, pero si ves que alguna película imprescindible se me ha escapado, ¡dímelo en los comentarios!

He aquí mi lista de las 20 mejores películas de 2013.

1. La Vie d’Adèle: Me ha cotado decidir el número 1 y he estado a punto de hacer un ex aequo, pero al final estaba claro qué película debía estar en lo más alto. Tres horas incómodas, llenas de matices, necesarias, con unas actrices en estado de gracia. La Vida de Adèle es de esas películas que no se desinflan en tu cabeza con el tiempo, y es una pena que las absurdas reglas de algunos premios dejen a Adèle Exarchopoulos sin absolutamente todos los galardones a mejor actriz de la temporada. Después de verla, con las sensaciones aún a flor de piel, escribí por aquí una crítica.

2. Before MidnightProbablemente, el mejor guión de todo el 2013. Jesse y Céline nos muestran en qué realidad se ha convertido su amor ideal nueve años después de Antes del Atardecer. Una maravilla de película, más cínica y con más matices que sus predecesoras (su mayor virtud es hacer mejores aún a las partes anteriores de la trilogía) y el desnudo más natural de toda la historia del cine. Y ese plano secuencia en el coche…

3. GravityMiss Agente Especial en el espacio podía haber salido muy mal. Y, si bien el guión es bastante simple y los personajes planos, técnicamente es perfecta. Tanto que, durante varias escenas en la película, me encontré con la boca abierta en el cine imaginándome cómo podrían haberlo rodado. Sin duda, si voy al cine a que me entretengan, éste es el producto que busco. Y si encima Lisa Hannigan hace los coros en la banda sonora, no puedo pedir más.

 4. Short Term 12En un año estupendo en cuanto a interpretaciones femeninas, sorprende que en todas las entregas de premios estén las mismas de siempre. Impecable el trabajo de Brie Larson en una película que vi en la Seminci de este año.

 

5. FrozenDisney le está comiendo la tostada a Pixar en los últimos años. En Frozen le dan la vuelta a un par de tópicos de la compañía y proponen un musical que, en menos de diez años, veremos en Brodway. Probablemente la única película que puede estar en el top 10 de mejores y de peores películas en función de si se ve en inglés o en castellano…

Frozen sería absolutamente perfecta si hubieran mantenido la escena del conflicto entre hermanas como estaba previsto en el script inicial. Compruébalo con la siguiente canción:

6. PrisionersSin llegar a la perfección de Incéndies, Prisioners es un thriller muy interesante y con unos actores perfectos. Con otro equipo y guión podría haber sido un telefilme más de Antena 3 después de comer y quizá esté un tanto alargada de más, pero fue una gratísima sorpresa mientras la disfrutaba en la sala.

7. AmourLa vi a principios de año y por eso no entró en el Top del 2012, pero Haneke vuelve a hacerlo. Incluso cuando planea una película accesible nos hiela los huesos. Bastardo…

8. Searching for Sugar ManEl documental de la temporada, no conozco a nadie que diga que no le ha gustado. Funciona mucho mejor si no sabes nada sobre el argumento, así que, si aún estás virgen, ni te molestes en ver el trailer y ponte a verla.

9. The World’s EndDivertida, original, alocada, melancólica. Lástima de últimos diez minutos, porque es una película muy completa en todo lo que propone.

10. Io e TeBertolucci debería ser asignatura obligatoria en la vida. Otro título imprescindible del maestro, aunque por una vez edulcore de más la historia real que cuenta. Tiene alma.

11. Captain PhillipsPorque está dirigida que te mueres y sabe mantener la tensión durante todo el metraje.

12. La Grande BellezaNo tan buena como esperaba viendo el hype mediático, pero sin duda alguna recomendable. No es para todos los públicos, avisados quedáis.

13. La Gran Familia EspañolaAunque no llega al nivel de Primos, Daniel Sánchez Arévalo sigue cautivándome con sus comedias. Tiene mucha más miga de la que aparenta.

14. The Way Way BackMuy simpática y con ese halo de melancolía que me encanta ver en el cine.

15. Vivir es fácil con los ojos cerradosDavid Trueba es un fetiche para mí, y aunque la película está edulcorada de más me sedujo enormemente.

16. Safety not GuaranteedUna marcianada con la siempre genial Aubrey Plaza. Genial.

17. Drinking BudiesNo se mueve por los caminos habituales, y sólo por eso ya merece estar aquí.

18. Silver Linings PlaybookParece que han pasado mil años desde esta película, pero sí, se estrenó este año. Sólo por ver a Jennifer Lawrence borracha tras recibir su Oscar merece la pena. 

19. Django UnchainedInquietante y bien interpretada, con una atmósfera muy lograda. Si hubiera terminado en el banquete hubiera sido redonda.

20. 12 Years a SlaveNi de broma es la película del año, por más premios Oscar que vaya a lograr. Aún así, es cruda y está bien filmada.

Y, de propina, un resumen de un gran año de cine en 400 películas:

¿Y tú? ¿Cuál es tu lista? ¿Me dejo alguna importante? Recuerda que además de los comentarios tienes las páginas las páginas de Facebook o Google+.

La Vida de Adèle, o aprender a mirar cómo mirar. Un punto de vista heterosexual

La vida de Adele

[Cuidado, esta entrada puede contener SPOILERS. No continúes si no has visto la película o leído la novela gráfica]

Llevo cuatro días con La vida de Adèle enredada en la cabeza. Hacía mucho tiempo que una película no me provocaba esta sensación, y eso que este año hemos tenido grandes películas como Antes del Anochecer (sencillamente perfecta) o Gravity (técnicamente impecable). Ayer, leyendo el post de Hay una lesbiana en mi sopa sobre “La vida de Adèle desde el punto de vista de una lesbiana” pensé que debía complementarlo con una visión de la película desde un punto de vista heterosexual.

Habrá mucha gente que piense que la historia de Adèle y Emma puede contarse en hora y media, que la hemos visto mil veces, pero a mí no me sobra ni uno solo de sus 179 minutos. Mi padre, cuando yo era pequeño, se sentaba enfrentado a mí mientras yo veía la televisión, mirándome. Decía que le gustaba ver cuáles eran mis reacciones, lo que sentía al ver lo que aparecía en la pantalla, más que verla conmigo. Algo así es lo que hace Abdellatif Kechiche con Adèle. En la gran mayoría de la película no vemos lo que ella ve, sino cómo lo ve. Su mirada, sus reacciones ante las situaciones que le ocurren. Por eso no me sobran ni una sola de las escenas cotidianas en las que Adèle come, duerme o corre hacia el autobús, porque aportan muchísimo sobre el personaje sin decir una sola frase.

El cine lésbico suele adolecer siempre de un punto medio: o bien se prescinde completamente del varón (como en la serie The L Word, donde prácicamente no hay hombres y, los que están, son estúpidos) o bien se ofrece una imagen completamente fálica de las relaciones entre mujeres. La fallida Habitación en Roma cae dentro de esta categoría, donde la historia de una noche entre dos mujeres se ve salpicada continuamente con imágenes masculinas (la botella penetrante, el mozo del hotel ofreciendo un trío, las pinturas masculinas de la habitación, el vergonzoso Cupido…), como si ellas dos no fueran capaces de satisfacerse mutuamente. La Vida de Adèle rehuye estos esquemas y muestra a los hombres como una pieza más del puzzle, que para eso son -somos- el 50% de la población. Hay personajes masculinos bien construidos (el amigo gay de Adèle, o el chico con el que habla en la fiesta de Emma), sin por ello desprestigiar el amor que hay entre ellas dos. Sé que la autora de la novela gráfica en la que se basa, Julie Maroh, ha renegado de la película, pero ya llegaremos a eso.

Escena de La Vida de Adèle

Pocas películas como ésta han sabido tratar las elipsis narrativas como lo hace La Vida de Adèle. En cualquier película comercial, un cartel superpuesto nos indicaría que han pasado tres años de una escena a otra, pero aquí no hace falta. En tres segundos vemos rota la continuidad entre escenas y sabemos en qué época nos encontramos. Adèle, por ejemplo, se toca el moño compulsivamente al inicio de la película, cuando sólo tiene quince años, como síntoma de inseguridad. Lo mismo ocurre cuando se sube los pantalones al andar. Poco a poco, cuando hay un salto narrativo, vemos cómo sus tics dejan de ser tan frecuentes, y sabemos que ha madurado. Sólo un detalle prevalece durante toda la trama: su forma de dormir, bocabajo y espatarrada en la cama, como conservación de su niñez e inocencia, que sólo se ve rota cuando las noches de insomnio la acogen en posición fetal.

La forma de tratar el diferente origen social de las dos protagonistas merece mención aparte. Es algo que no está en la novela gráfica y que es mérito total de la película. Mostrar a Adèle comiendo espaguetis (siempre espaguetis) con la boca abierta, manchándose los labios, mientras en la familia de Emma se degustan ostras y marisco resume todo el bagaje previo de ambas en un par de planos.  Los amigos intelectuales de Emma detallando cada virtud de su cuadro, mientras Adèle sólo puede balbucear un lastimoso me gusta… todo, un ejemplo más.

Y el uso de la música, otro detalle a considerar en una película que se te clava más cuanto más la piensas. Sólo existe música ambiental, en las escenas en que bailan o hay alguna fiesta, pero no hay un violín o un piano que te indique cuándo debes llorar, como en la mayoría de producciones estadounidenses. Eso implica que estás tú solo contra las palabras y los gestos de Adèle, comiéndote la rabia en la magistral escena de la cafetería -que tampoco está en la novela gráfica- cuando Adèle intenta tocar todo el rato a Emma mientras ella le dice que ya no la quiere, o sufriendo con la discusión tras el desliz de la protagonista. Son ellas, sin artificios, sin más.

La razón por la que Julie Maroh reniega de la película es, posiblemente, el tratamiento de las escenas sexuales. Totalmente explícitas, no las puedo juzgar objetivamente porque -desgraciadamente- nunca he estado ahí, pero sí me atrevo a hacer una valoración. La escena de las tijeras, perenne fantasía masculina de las relaciones lésbicas, casi imposible fisiológicamente para el placer mutuo según mis amigas lesbianas, es probablemente la que más sacada de contexto está dentro del tono general de la película. Sin embargo, aporta artísticamente más que resta, y refleja el mayor deseo, la mayor naturalidad que he visto en los últimos tiempos en el cine en una escena de cama. No hay una visión voyeur morbosa dentro de la escena, o al menos a mí no me lo parece. Es cine, y ya sabemos el tratamiento que da el cine al sexo, donde la chica suele estar con la sábana entre los dos cuerpos con pudor para no enseñar nada. Se agradece la naturalidad.

Otra de las grandes virtudes de la película es que es una historia de amor universal, que habría funcionado exactamente igual entre dos hombres, o entre un hombre y una mujer. Que la relación sea lésbica le aporta matices, da como resultado una película distinta y poco convencional, pero no es únicamente una película sobre lesbianas. Y es ahí donde quizá se distancie un poco más de la novela gráfica.

En el cómic, que reconozco que me encantó, el conflicto de Adèle para asumir su homosexualidad es mucho mayor, hasta el punto de que discute con sus padres y la echan de casa. En la película todo eso no se ve, y pasamos de la escena en que Emma cena en casa de su novia, ocultando su relación, hasta el punto en que ambas viven juntas. No echo de menos ese conflicto, porque para eso ya están otros bollodramas notables como Lost and Delirious. Además prefiero el final ambiguo y desolador de la película a la muerte empastillada de la novela gráfica, donde quizá se arruine en el último tercio una historia estupenda.

[youtube http://youtu.be/3uHcRnzRPpQ]

El papel que interpreta Adèle Exarchopoulos es uno de ésos que te persigue durante toda una carrera, y sólo espero que no la veamos en su siguiente película haciendo una estúpida comedieta francesa. Las dos actrices -sobre todo Léa Seydoux– se han quejado de la dureza del rodaje y la presión a las que le sometía el director, pero mi conclusión es que, si se necesitan 96 tomas para conseguir las sensaciones que transmiten ambas en pantalla, bienvenidas sean. Ahí está el resultado. Chúpate esa, Julio Medem.

  • Lo Mejor: Adèle Exarchopoulos y las elipsis narrativas
  • Lo Peor: que la polémica entre el director y las actrices, las escenas sexuales y la autora de la historia esté empañando todas las virtudes del film
  • Calificación: 10
  • IMDB: http://www.imdb.com/title/tt2278871/

¿Y a ti? ¿Qué te pareció? ¿Tienes alguna apreciación sobre el análisis de la película, te transmitió otras cosas?  Comenta en el blog o en la página de Facebook o Google+.

Y, de propina, una selección de películas y series de temática lésbica y mis calificaciones, por si te perdiste alguna:

  • La Vida de Adèle: 10
  • Orange is the New Black (serie): 10
  • The L Word (serie): 6
  • Mulholland Drive: 8
  • Los Chicos están bien: 7
  • Habitación en Roma: 4
  • Las Horas: 9
  • Lost and Delirious: 6
  • Lazos Ardientes: 7
  • Criaturas Celestiales: 10
  • Eloïse: 7
  • High Art: 7
  • Goldfish Memory: 8
  • Sugar Rush (serie): 7

Sobre el precio del cine y las excusas culturales

Colas en los cines

Durante la semana pasada, en la fiesta del cine, 1.513.948 espectadores han acudido a las salas por 2,90€ para demostrar el interés por el séptimo arte y demandar un precio más justo en las entradas. Son unas cifras sorprendentes que han atraído colas de varias horas para entrar a una sesión y que han elevado el número de espectadores más de un 500% con respecto a la semana anterior.

La conclusión parece clara, ¿no? La subida del IVA cultural al 21% ha hecho daño al cine y todo el mundo exige una bajada de impuestos con el consiguiente cambio en el precio de las entradas. La pregunta es, ¿iríamos al cine con más asiduidad si las entradas fueran más baratas? Mucho me temo que, pasado el efecto sorpresa, el número de espectadores se estabilizaría.

El otro día leía en Xataka un análisis interesante sobre la elasticidad del precio de las entradas de cine. En el artículo se analizaban el número de espectadores en el cuarto trimestre del año en función del precio de las entradas, para concluir que no importa tanto el precio de las entradas como la calidad de la cartelera. En el año 2012, por ejemplo, con las entradas más caras que ningún año, se registraron más espectadores que en 2010 y 2011. No parece haber correlación entre el precio del cine y el número de espectadores:

Espectadores y recaudación en cines

Obviamente, una disminución del precio de la entrada del cine ayudaría a que la gente fuera más a las salas, sobre todo familias de varios miembros que no pueden permitirse un gasto tan alto entre las entradas, las palomitas, los refrescos… Sin embargo, estoy algo cansado de la excusa del precio para justificar que no vamos a las proyecciones.

Existen opciones, muchas opciones, para ir al cine a un precio razonable que la gente no aprovecha. El festival de cine 4+1, que se celebró en los años 2011 y 2012 en 5 sedes simultáneamente, entre ellas Madrid, proyectaba películas no estrenadas en las salas, premiadas en otros festivales, por un módico precio de 1€. Ambos años fui y, desolado, vi grandes películas rodeado de no más de una veintena de personas.  La filmoteca, a 2,5€ la entrada (más barato, si compramos un bono de 10 películas) tiene muchas proyecciones casi vacías. El cine Renoir Cuatro Caminos cerró el pasado mes con sólo tres espectadores en su última sesión, una proyección especial.

¿El cine es caro? Sí, sin duda. Yo suelo ir al cine a menudo, e iría más si las entradas fueran más baratas (pongamos, por ejemplo, 5€ en un día normal, 3,50€ en el día del espectador), pero eso no vale como excusa. Una cena para dos un viernes cualquiera no baja de 25€, dos copas a precio estándar son 14€, una entrada al parque de atracciones 28,9€, y a un concierto, entre 20 y 30€. Si no vamos al cine es realmente porque priorizamos otros planes, porque estamos dispuestos a ir a ver el último taquillazo en 3D, pero no nos metemos en la sala sin expectativas para ver qué nos encontramos. Usamos el cine como entretenimiento, no como experiencia vital.

Los distribuidores y los políticos, está claro, no ayudan. No existen plataformas audiovisuales de cine bajo demanda realmente completas-siempre he pensado que, cuanto más cine ves, más cine necesitas-, ni se promocionan actividades culturales con la fuerza con la que se ha realizado La Fiesta del Cine. Además, las películas se estrenan  en general con mucho retraso con respecto a sus países de origen, y se pone la excusa de la piratería para no ofrecer alternativas.

Esta semana, entre el Festival de cine de Valladolid y la Fiesta del Cine he acudido catorce veces al cine en cinco días. Y el viernes, sin promociones especiales, estaba de nuevo en la cola para ver La Vida de Adèle. Voy porque adoro el cine, porque me aporta cualidades y experiencias que no consigo de otra forma, porque es una prioridad para mí. Y sí, me descargo muchísimas películas que nunca veré en el cine, pero es precisamente eso lo que me hace querer ir a ver en pantalla grande aquéllas que realmente me interesan. La experiencia compartida en una sala, las risas que se pegan, la emoción que se siente viendo una película en la sala oscura del cine no se podrá comparar nunca con la experiencia en el salón. Así que, por favor, que bajen el cine, sí, pero dejémonos de excusas y empecemos a ir a las salas. Empecemos a amar de verdad el cine.

Si crees que el cine es caro, ahí van unas pocas alternativas en Madrid para disfrutar del séptimo arte sin gastar demasiado:

  • Tarjetas Club: Con la tarjeta de socio del club Renoir (individual, 15€ con dos entradas de regalo, compartida 25€ con cuatro entradas de regalo) podemos ir de lunes a viernes por 6€, con descuento de 1€ en la primera sesión de sábados y domingos, con preestrenos exclusivos. Algo parecido ocurre en los cines Yelmo o los Cinesa.
  • Filmoteca EspañolaEl cine Doré ofrece películas todos los días por 2,5€ (bono de 10 películas 20€). Ofrece ciclos de cine muy interesantes y en ocasiones se incluyen estrenos (por ejemplo, estos meses se muestran todas las pelis que irán a los premios Goya, incluso aunque aún estén en cartelera).
  • Cineteca: La cineteca, en el antiguo Matadero de Madrid, ofrece películas por 3,5€ (a veces con entrada libre) todos los días.
  • DocumentaMadridFestival de documentales que se celebra todos los años en Madrid
  • CortogeniaFestival de cortometrajes, con periodicidad mensual y entrada gratuita.
  • Ciclos de imprescindiblesLas cadenas Renoir, Cinesa y Yelmo celebran todos los años un ciclo de películas imprescindibles del año anterior a un precio de 3 o 4€ por entrada. Las sesiones normalmente están vacías.
  • Casa América: películas sudamericanas entre 3,5 y 5€ (esta semana Violeta se fue a los cielos, aún en cines)
  • Yelmo Kids: ¿Que quieres ir con toda la familia? Yelmo Cines ofrece proyecciones los sábados y domingos a las 17:·30 por 3,5€ la entrada.
  • Academia del cine: Entradas de película con invitación, que pueden recogerse en la misma Academia.