Los mejores discos de 2015 (con listas de Spotify)

Ya sabéis que uno de mis momentos favoritos del año es el de hacer listas. Es divertido repasar la lista de diez años atrás y pensar “¿de verdad escuchaba esta basura?”.  En lo que va de año he escuchado, según mi perfil de last.fm 8572 canciones: algo más de 22.000 minutos de música (a 0,014€ la canción en Spotify, para que luego digan que la música es cara). De entre todas ellas, aquí va mi lista con los 30 discos que más me han gustado este año. Al final del post he puesto dos listas de spotify, una versión corta (este año he conseguido dejarla en unas 200 canciones) y una versión extrema (que se va por encima de las 500, 34 horas de música). Este año reconozco que no he tenido tiempo para ordenarlas convenientemente, así que te recomiendo que las pongas en modo aleatorio.

Como otros años hago trampas y la lista contiene algunas canciones que no son de este año, ya sea porque Spotify las ha incluido en el 2015 o porque se me escaparon en su momento. Espero descubrirte al menos alguna canción interesante, si ves que me falta algún imprescindible puedes compartir tu lista u opinión en los comentarios. Recuerda que puedes suscribirte a cualquiera de las dos listas al abrirlas en Spotify y pulsando sobre Subscribe en la parte superior de la pantalla.

Un año más, las vocalistas femeninas con voz de cabra a las que parece que están ordeñando prevalecen sobre los artistas masculinos, disculpad mi debilidad. Diría que de los 30 discos de mi 2015 más de un 80% cuentan con vocalistas femeninas…

1. CHVRCHES – Every Open Eye

2. Wolf Alice – My Love is Cool

3. Summer Camp – Bad Love

4. Grimes – Art Angels

5. Brandi Carlile – The Firewatcher’s Daughter

6. Robe – Lo que aletea en nuestras cabezas
7. Metric – Pagans in Vegas
8. Sleater-Kinney – No Cities to Love
9. Destroyer – Dream Lover
10. The Bright – Líneas Divisorias
11. Janne Schra – Ponzo
12. BOY – We Were Here
13. Tove Styrke – Kiddo
14. Wild Child – Fools
15. Mates of State – Bring it Back
16. Teen girl scientist monday – Hyper Trophy
17. The Do – Shake, Shook, Shaken
18. Florence and the Machine – How Big, How Blue, How Beautiful
19. Courtney Bannett – Sometimes I Sit and Think, and Sometimes I Just Sit
20. Nerina Pallot – The Sound and the Fury
21. Worriers – Imaginary Life
22. Delta Rae – After it All
23. Carly Rae Jepsen – Emotion
24. Speedy Ortiz – Foil Deer
25. Nneka – Soul is Heavy
26. Of Monsters and men – Beneath the Skin
27. Belle and Sebastian – Girls in Peacetime Want to Dance
28. Bad bad hats – Psychic Reader
29. The Mynabirds – Lovers Know
30. Life in film – Here it Comes

Y, si te atreves, la versión extrema del Best of, con más de 500 canciones y día y medio de música para disfrutar de este año:

Anuncios

Los mejores discos de 2014 (con listas de Spotify)

Tras mi lista de las que para mí han sido las Mejores Películas de 2014 ahora toca la música. En lo que va de año he escuchado, según mi perfil de last.fm 6.965 canciones: 21.969 minutos de música. De entre todas ellas, aquí va mi lista con los 25 discos que más me han gustado este año. Al final del post he puesto dos listas de spotify, una versión corta (este año he conseguido dejarla en menos de 150 canciones) y una versión extrema (que se va a casi las 500, más de un día completo de música). Este año reconozco que no he tenido tiempo para ordenarlas convenientemente, así que te recomiendo que las pongas en modo aleatorio.

Al igual que pasa con las pelis, la lista contiene algunas canciones que no son de este año, ya sea porque Spotify las ha incluido en el 2014 o porque se me escaparon en su momento. Espero descubrirte al menos alguna canción interesante, si ves que me falta algún imprescindible puedes compartir tu lista u opinión en los comentarios. Recuerda que puedes suscribirte a cualquiera de las dos listas al abrirlas en Spotify y pulsando sobre Subscribe en la parte superior de la pantalla.

Como siempre, perdonad la prevalencia de vocalistas femeninas. Ya sabéis que son mi debilidad.

1. La Sera – Hour of the DawnMenuda gozada de disco y de directo (la vi en el Primavera este año y fue una pasada). Esa mezcla entre PJ Harvey y Kate Nash me encanta.

2. Ingrid Michaelson – Lights OutVale, soy un blando, lo reconozco, pero es un discazo poppie con melodías súper pegadizas y algunos de los temazos del año.

3. Damien Rice – My Favourite Faded FantasyAlgo más excesivo de lo habitual, pero mejor que 9. Un disco más pensado de lo que parece. Te echaba de menos, Damien.

4. The Muffs – Whoop Dee Doo: Me encantan, y no hay más que hablar. Esas pegadizas melodías noise-punk bien merecen un reconocimiento.

5. Belako – Eurie: Vale, es un disco del 2013, pero fue imperdonable saltármelos el año pasado, así que el grupo más sorprendente de la escena musical española va directo al Top-Five.

6. Jenny Lewis – The Voyager

7. Joan as Police Woman – The Classic

8. Paul Heathon and Jacqui Abbot – What Have We Become?

9. Esben and the Witch – A New Nature

10. Lykke Li – I Never Learn

11. The Pains of Being Pure at Heart – Days of Abandon

12. Slow Club – Complete Surrender 

13. Grouplove – Spreading Roumors

14. The Veronicas – The Veronicas

15. Lucius – Wilderwoman 

16. Jack White – Lazaretto

17. Russian Red – Agent Cooper

18. Alt-J – This is All Future 

19. Beverly – Careers

20. Ages and Ages – Divisionary

21. The New Pornographers – Brill Bruisers

22. Nacho Vegas – Resituación

23. 2:54 – The Other I

24. Sharon VanEtten – Are We There

25. The War on Drugs – Lost in the Dream

Y, si te atreves, la versión extrema del Best of, con 500 canciones y más de 1 día de música para disfrutar de este año:

Los mejores discos de 2013 (incluye listas de Spotify)

Tras mi lista de las que para mí han sido las Mejores Películas de 2013 ahora toca la música. En lo que va de año he escuchado, según mi perfil de last.fm 6.342 canciones, repartidas entre 896 artistas: 18.949 minutos de música. De entre todas ellas, aquí va mi lista con los 25 discos que más me han gustado este año. Al final del post he puesto dos listas de spotify, una versión corta (dado mi nulo poder de concisión incluye casi 200 canciones) y una versión extrema (que se va a las 450, más de un día completo de música). Ahora que Spotify es gratuito también en tablets y smartphones no tenéis ninguna excusa para no disfrutarlas. Por ese motivo, salvo petición expresa, este año no haré lista de Grooveshark.

Un año más, las vocalistas femeninas priman en mi lista, así que si prefieres las voces varoniles es posible que este ranking no sea el tuyo. La lista contiene algunas canciones que no son de este año, ya sea porque Spotify las ha incluido en el 2013 o porque se me escaparon en su momento. Espero descubrirte al menos alguna canción interesante, si ves que me falta algún imprescindible puedes compartir tu lista u opinión en los comentarios. Recuerda que puedes suscribirte a cualquiera de las dos listas al abrirlas en Spotify y pulsando sobre Subscribe en la parte superior de la pantalla.

1. Haim – Days are Goneesa mezcla perfecta entre el pop ochentero y Fleetwood Mac es la que más me ha hecho disfrutar este año. Ya estaban con su single en mi Best Of del año pasado, y éste logran auparse al primer puesto de la lista. Si no las conoces no pierdas más el tiempo y ponte a escucharlas.

Haim – Days are Gone

2. Vampire Weekend –  Modern Vampires of the CityPor fin se han quitado los sonidos africanos de sus primeros discos y ahora su música es más redonda.

Vampire Weekend – Modern Vampires of the City

3. Rilo Kiley – rkivesPorque un disco de descartes y caras B de Rilo Kiley es mejor que la mayoría de discos del año.

Rilo Kiley – rkives

4. Tegan and Sara – HeartthrobTemazo tras temazo, las canadienses siempre están ahí para iluminar un día gris.

Tegan and Sara – Heartthrob

5. Bettie Serveert – Oh Mayhem!Su mejor disco desde Private Suit. Veinte años en la brecha y aún dando caña.

Bettie Servert – Oh Mayhem!

6. The National – Trouble Will Find Me

7. Icona Pop – This is… Icona Pop

8. Julio de la Rosa – Pequeños Trastornos sin importancia

9. Mikal Cronin – MCII

10. Gabriella Cilmi – The Sting

11. The Head and the Heart – Let’s Be Still

12. The Naked and the Famous – In Rolling Waves

13. Zaz – Recto Verso

14. Neko Case – The Worse Things Get, The Harder I Fight, The More I Love You

15. Arctic Monkeys – AM

16. Fuel Fandango – Trece Lunas

17. Arcade Fire – Reflector

18. The Sounds – Weekend

19. Sara Bareilles – The Blessed Unrest

20. Anna Calvi – One Breath

21. Tanya Donelly – The Swan Song Series

22. Melissa Ferrick – The Truth Is

23. Paramore – Paramore

24. Nick Cave and the Bad Seeds – Push the Sky Away

25. Jenn Grant – The Beautiful Wild

Dicho todo esto y, para huir del gafapastismo y perder toda mi credibilidad, diré que el disco que más he escuchado este año, el que más placeres me ha producido, es el Mañanas de Petanca de Los Gandules. Si tienes un mal día no dudes en escucharlo, seguro que te echas unas risas.

Y, si te atreves, la versión extrema del Best of, con 450 canciones y más de 1 día de música para disfrutar de este año:

Frecuencia feminista: el papel de la mujer en la cultura pop

Siempre me ha producido rechazo la connotación que muchas veces se da en la sociedad actual a la palabra feminismo, entendido casi como un hembrismo que ve a los hombres como enemigos de las mujeres. Por eso se agradecen tanto propuestas como Feminist Frequency: Conversations with Pop Culture, una webserie creada hace 3 años por Anita Sarkeesian que analiza el papel de la mujer en las distintas facetas de la cultura pop: cine, televisión, música, videojuegos o anuncios.

Feminist Frequency

Si examinamos algunos de los productos supuestamente más valorados por la mujer actual nos encontramos con películas como Pretty Woman o libros como Cincuenta Sombras de Grey. Me sorprende bastante que éste sea el tipo de historia que seduzca a las mujeres, porque no refleja más que la posición dominante del hombre poderoso y adinerado -y bastante engreído, en el caso de las sombras- sobre la mujer que espera ser salvada, ya sea en su cuento de princesas prostitutas o en el descubrimiento sumiso del sexo desatado. Y por eso es tan necesaria una serie como Feminist Frecuency.

A través de unos entretenidos vídeos con multitud de ejemplos, la serie nos hace reflexionar sobre la presencia de la mujer en productos que consumimos continuamente. Gracias a esta serie, por ejemplo, he descubierto el Test de Bechdel, y me he sorprendido comprobando si mis películas favoritas lo cumplían. Este test, que apareció por primera vez en el cómic Dykes to Watch Out For (Unas Bollos de Cuidado) en 1985, es un sistema para comprobar la brecha de género que existe en las películas, y se compone de tres reglas muy simples:

  1. En la película tiene que haber al menos dos personajes femeninos con nombre.
  2. En algún momento de la película dichos personajes han de hablarse entre ellos.
  3. La conversación no puede ser sobre una figura masculina

A simple vista debería ser fácil, ¿verdad? En más de 90 minutos que dura una película, que dos personajes femeninos con nombre se intercambien una frase que no sea sobre un hombre, que les dé vida propia al margen de los hombres. De hecho, si lo pensamos al revés, prácticamente la totalidad de las películas tienen a dos personajes masculinos que hablan entre ellos de algo diferente a una mujer. Pues bien… merece la pena ver el vídeo de Feminist Frequency:

[youtube http://youtu.be/bLF6sAAMb4s]

Obviamente, una película que no cumpla el test de Bechdel puede ser aún un gran producto, así como una película que lo pase puede ser completamente misógina, pero creo que con que active nuestro espíritu crítico ya habrá conseguido su propósito.

Una de mis secciones favoritas de la serie (Tropes vs Women) analiza los distintos roles de los personajes femeninos en las películas. Si pienso en algunas de las películas que más me han marcado, como Eternal Sunshine of the Spotless Mind, Garden State, Almost Famous, Lost in Translation Chasing Amy, encuentro grandes similitudes en la manera en que el personaje principal femenino está representado. Son las Manic Pixie Dream Girls (hace un tiempo recopilé en una lista aquellas que más me habían gustado), personajes radiantes y caóticos presentes para cambiar la vida del protagonista, normalmente un solitario treinteañero algo perdido que precisa de un detonante que dé sentido a su vida. Como siempre, este análisis no desprecia la calidad de las películas -de hecho éste tipo de cine es de los que más me gustan, quizá porque caigo en el error de pensar que yo también necesito una MPDG que guíe mis pasos-, pero resulta interesante para cambiar el rol que aceptamos como normal en los papeles femeninos de las películas.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=uqJUxqkcnKA&feature=share&list=PLBBDFEC9F5893C4AF]

La Manic Pixie Dream Girl es sólo uno de esos tópicos que Anita analiza en la serie. Hay hasta seis, y recomiendo especialmente el de El Principio de la Pitufinaque refleja aquellas películas en las que aparece una sola mujer como parte de un grupo mucho más extenso de hombres (léanse The Princess Bride Inception, por hablar de dos grandes películas que caen en este patrón).

Recientemente, Feminist Frequency ha realizado un proceso de recolección de fondos por KickStarter para realizar otra sección analizando el papel de la mujer en los videojuegos, generalmente expuesta como una princesa en apuros, inútil para valerse por sí misma, a la espera de que el fontanero o el guerrero de turno la rescaten.

[youtube http://youtu.be/X6p5AZp7r_Q]

En su página web, además, Anita realiza actualizaciones al margen de los vídeos y recopila recursos similares en otros blogs, novelas o ensayos. Sin duda, una referencia imprescindible para hombres y mujeres, una guía sobre nuestra cultura que deberíamos examinar para alimentar nuestro espíritu crítico.

¿Y tú? ¿Qué piensas acerca del papel representado por las mujeres en las obras artísticas? ¿Te sientes reflejada con esa imagen? Recuerda que además de los comentarios tienes las páginas las páginas de Facebook o Google+.

Nota: Los vídeos pueden subtitularse en español con el icono cc del vídeo de Youtube.

Los mejores discos de 2012 (incluye listas Spotify/Grooveshark)

Ayer presentaba una lista con las que para mí han sido las Mejores Películas de 2012 y hoy toca la música. En lo que va de año he escuchado, según mi perfil de last.fm 10.796 canciones, repartidas entre 1181 artistas. Una notable mejoría, al menos en cantidad, respecto a 2011 (5619 canciones / 734 artistas).

Aquí va mi lista con los 20 discos que más me han gustado este año. Al final del post tenéis dos listas de spotify, una versión corta (dado mi nulo poder de concisión incluye 120 canciones) y una versión extrema (que se va a las 550). Las listas tienen algo de trampa, porque incluyen algunas canciones del año pasado que Spotify ha puesto en su catálogo este año u otras que se me escaparon en su momento y he conocido en 2012. Como cada año, mi gusto va suavizándose y mi atracción hacia las vocalistas femeninas estilo cabra-loca aumenta. Estáis avisados.

Espero descubrirte al menos alguna canción interesante, si ves que me falta algún imprescindible puedes compartir tu lista u opinión en los comentarios. Recuerda que puedes suscribirte a cualquiera de las dos listas al abrirlas en Spotify y pulsando sobre Subscribe en la parte superior de la pantalla.

1. Fiona Apple – The Idler Wheel Is Wiser Than the Driver of the Screw and Whipping Cords Will Serve You More Than Ropes Will Ever Do

La enésima joya de la canija estadounidense, esta vez acompañada únicamente por su piano y percusión. De lo mejor de su inmaculada discografía.

Fiona Apple – The Idler Wheel Is Wiser Than…

2. Jherek Bischoff – Composed

Me sorprende mucho no ver este disco en ninguna lista de lo mejor de este año. Imprevisible, con una orquestación genial -tiene una versión instrumental de todo el LP- y con grandes colaboradores: Soko, David Byrne, Caetano Veloso, Mirah…

Jerek Bischoff – Composed

3. Regina Spektor – What We Saw From the Cheap Seats

No soy objetivo con la rusa, por eso he intentado contener mis ganas de ponerla en el primer puesto con el que es su mejor disco desde Begin to Hope. Sin duda lo que más he escuchado este año.

Regina Spektor – What we Saw from the Cheap Seats

4. Slow Club – Paradise

5. The Raveonettes – Observator

6. Fanfarlo – Rooms Filled With Light

7. Jenny Owen Youngs – An Unwavering Band of Light

8. Tame Impala – Lonerism

9. The XX – Coexist

10. Martha Wainwright – Come Home to Mama

11. Alt-J – An Awesome Wave

12. Metric – Synthetica

13. Kyla LaGrange – Ashes

14. Cat Power – Sun

15. Grimes – Visions

16. Jack White – Blunderbuss

17. Leonard Cohen – Old Ideas

18. Gemma Ray – Island Fire

19. Of Monster and Men – My Head is an Animal

20. Melody Gardot – The Absence

Lista con las 120 mejores canciones de 2012:

[spotify spotify:user:loopsmy:playlist:5WTuWP45ft8DO9gvTR889q]

Y, si te atreves, la versión extrema del Best of, con 550 canciones y más de 1 día de música para disfrutar de este año:

[spotify spotify:user:loopsmy:playlist:3GPf9NoLPaJe9mqbw3bOrI]

Comparto también la lista abreviada en Grooveshark, aunque aviso de que no todos los temas de las listas de Spotify están disponibles en las listas de Grooveshark, entre ellos algunos imprescindibles como el Courage de Kyla La Grange, el Can You Believe it? de Martha Wainwright o la versión de The Blower’s Daughter de Angus Stone…

 

Come Home to Mama: Recorriendo a Martha Wainwright

¿Cómo? ¿Que aún no conoces a la hermana menor de Rufus Wainwright? Esta semana ha salido el último disco de Martha WainwrightCome Home to Mama, con diez nuevas canciones que harán las delicias de los que, como a mí, nos gustan las vocalistas femeninas al estilo cabra loca, ésas que se dejan la piel en cada canción como si les fuera la vida en ello. De hecho, reconozco que me gusta más que su hermano. A continuación tienes su último disco para escuchar en Spotify y al final del post una lista de reproducción que he preparado con las canciones que más me gustan.

[spotify spotify:album:3IUeZ9ku6oxK7Em7aT8cex]

Conocí a Martha buscando artistas similares a Tanya Donelly (otra imprescindible) y Allmusic me hizo llegar a su primer disco, que acababa de salir. Tras escuchar Far Away, When the Day is Short Bloody Mother Fucking Asshole (BMFA) ya no pude escapar nunca más. BMFA ha sido desde entonces esa canción que te persigue en los momentos en los que quieres gritar de frustración y no sabes cómo hacerlo. Y más después de escucharla en directo, en la sala Moby Dick en 2006, y ver cómo se le quebraba la voz al gritarla.

Poetry is no place for a heart that’s a whore
And I’m young & I’m strong
But I feel old & tired
Overfired

And I’ve been poked & stoked
It’s all smoke, there’s no more fire
Only desire
For you, whoever you are

Fragmento de Bloody Mother Fucking Asshole

Después de su estupendo debut (si bien ya había aparecido en discos de sus padres y su hermano y publicado un EP, entre otras cosas), Martha esperó tres años para sacar la continuación, algo más eléctrico, no sin antes colaborar en discazos como el Separate Ways de Teddy Thompson, la banda sonora Leonard Cohen: I’m Your Man o el Release the Stars de Rufus. Al año siguiente, huyendo de encasillamientos, se dijo:

Si mi hermano ha sacado un disco entero de versiones de Judy Garland (Rufus Does Judy at Carnegie Hall), ¿por qué no grabo yo un directo entero con versiones de Édith Piaf? Y encima no voy a meter ni “Non, je ne regrette rien” ni “La vie en rose”, sus canciones más conocidas.

Pues allá que vamos, Sans Fusils, Ni Souliers, à Paris, otro discazo. Ahora, tras casarse, ser madre y lidiar con la muerte de la suya, Martha vuelve para quedarse. Come Home to Mama es quizá el punto medio entre sus dos primeros discos, con unos toques de electrónica para no estancarse. El single de salida es Prosepina, deidad de vida, muerte y resurrección, la última canción escrita por su madre antes de morir.

Martha Wainwrigth no es para un público fácil. Requiere de varias escuchas para disfrutar de todos los detalles de su música, y este disco no es una excepción. Ahora bien, si vienes con la mente abierta y algo de paciencia te garantizo que disfrutarás como con pocos artistas.

Como lo prometido es deuda, aquí tienes una lista de reproducción con los que para mí son los temas imprescindibles de Martha Wainwright, incluyendo una versión de Rebeca Jiménez del tema Far Away.

[spotify spotify:user:loopsmy:playlist:5WzIkjXJVyf49ZrNy4xeC6]

Discografía seleccionada:

Te gustará si te gustan: Feist, Cat Power, Tanya Donelly, Lisa Germano, Rufus Wainwright.

10 aplicaciones imprescindibles para Spotify

Algunos ya sabéis de mi predilección por Spotify como reproductor de música habitual y como una forma estupenda para descubrir nueva música.

Hace poco dí 5 razones por las que pago por Spotify y una de ellas era la existencia de aplicaciones en HTML5 desarrolladas por terceros que Spotify ha incluido dentro de su cliente de escritorio, un total de 45 hasta la fecha. Aprovechando que Blue Note  ha presentado su estupenda herramienta dentro del programa sueco aquí tienes las que, en mi opinión, son las 10 aplicaciones imprescindibles para sacarle todo el partido a Spotify, así como otras similares, porque las 45 son bastante meritorias.

En primer lugar, para acceder a las aplicaciones HTML5 sólo has de pinchar en Buscador de Apps en el menú izquierdo del cliente de escritorio de Spotify. Para añadirlas a este menú, dentro de cada aplicación pulsa en Añadir arriba a la derecha. En algunas de estas aplicaciones se precisa de una cuenta de Facebook para poder disfrutar al máximo de la experiencia. También puedes pulsar sobre el nombre de la aplicación para que se abra directamente en Spotify.

ADM en Spotify

Aplicación Any Decent Music?

Una de mis favoritas. Recopila 50 fuentes diferentes para hacer una media de la nota que obtienen los últimos lanzamientos musicales, ordenados en una lista donde además se pueden leer las críticas. Y no sólo esto, también hay una sección para ver de qué discos se está hablando más ahora en las redes sociales. Aplicaciones similares: Pitchfork, NME, Rolling Stone.

La última aplicación añadida al listado de Spotify es una auténtica maravilla para los amantes del jazz. Permite explorar todo el catálogo del importante sello Blue Note con una línea temporal muy lograda y filtrados en función del género o los instrumentos utilizados en cada disco. Además tiene una sección ordenada por artistas y, lo que más me gusta, un rincón para reconocer melodías del sello en canciones que las hayan utilizado como samplers, gracias a la Web Who Sampled, otro descubrimiento que recomiendo. Aplicaciones similares: Matador Records, Domino.

Una manera genial de descubrir música clásica gracias a Spotify. Podemos explorar a través de compositores, eras, estados de ánimo, instrumentos… o dejarnos guiar por sus listas de reproducción seleccionadas por temas. Imprescindible para neófitos (y no tanto) de las composiciones clásicas. Aplicaciones similares: Ulysses’ Classical.

Espero que conozcas Last.fm y ya tengas una cuenta en esta plataforma, pero si no es así te recomiendo que lo hagas. Es un sitio a través del que podemos indicar de manera automática qué estamos escuchando para obtener información sobre ese artista o recomendaciones personalizadas sobre nuestros gustos. Para hacerlo debemos tener una cuenta de Last.fm y activar el scrobbling de canciones desde las preferencias de Spotify. Si quieres que tu experiencia Spotify sea lo más completa posible, ¡tienes que usar Last.fm! Aplicaciones similares: Hype Machine, Filtr.

Aplicación MoodAgent en Spotify

Aplicación MoodAgent

¿Nunca has querido escuchar canciones similares parecidas a una que te gusta mucho, o de un determinado género, porque tienes un determinado estado anímico? MoodAgent te permite crear listas de reproducción en función de tu estado de ánimo, controlando la curva de progresión de la lista en función de tu humor: ¿estás feliz, cabreado, enamorado? MoodAgent es tu aplicación.

Otra aplicación interesante: descubre qué artistas de tu librería van a tocar en tu ciudad, ordenados por fechas y localidades. Para que no te pierdas ni un solo concierto.

Swarm.fm

Aplicación Swarm.fm

Ésta se ha convertido probablemente en la aplicación que más uso últimamente. Utilizando nuestras cuentas de Spotify, Facebook y Last.fm, Swarm.fm lleva Spotify a otro nivel. Nos permite explorar lo que han escuchado nuestros amigos y se ordena en función de nuestra afinidad musical con ellos. También nos recomienda las novedades que salen en Spotify y cuadran con nuestros gustos, e incluso podemos explorar nuestra librería de Spotify por años. Al pulsar sobre un artista se muestra la información sobre el mismo, sus mayores éxitos, grupos parecidos… una forma diferente de explorar el catálogo de Spotify. Aplicaciones similares: Soundrop, Top10, ShareMyPlaylists.

Tastebuds es una (otra) red social de contactos, pero con algo diferente. El nexo común para conocer gente es la música, por lo que se mostrarán en función de vuestros gustos comunes. Una marcianada divertida para conocer gente o encontrar acompañamiento para ese concierto para el que no encuentras acompañante. Aplicaciones similares: Fellody.

¿Deseas saber qué es lo que está diciendo tu artista favorito en esa canción que estás escuchando? TuneWiki es tu aplicación: permite ver la letra de la canción que estás escuchando, sincronizada y subrayada según avanza, como si de un karaoke se tratara. El catálogo es muy amplio y resulta muy útil para no tener que buscar la letra en otras fuentes. Aplicaciones similares: MusiXmatch.

Otra de las que más utilizo cuando quiero descubrir nueva música, We Are Hunted muestra una lista de los 100 artistas emergentes más interesantes en cada momento, así como una lista de otros 100 artistas mainstream u ordenadas por géneros. Tiene una interfaz muy agradable y permite guardar la lista de reproducción o crear nuevas en función del artista que quedamos. Como ejemplo, aquí tienes la lista actual de artistas emergentes. Aplicaciones similares: BillboardFuseTunigo

[spotify spotify:user:loopsmy:playlist:0cHz8KEaUZHTtA2Y4vSwPM]

Como ves, las opciones que ofrecen las nuevas aplicaciones de Spotify son prácticamente ilimitadas, tanto para disfrutar de nuestros artistas preferidos como para descubrir nueva música. Mi recomendación es que explores todas y te hagas un listado de accesos directos en Spotify con tus favoritas. No te arrepentirás.

Y a ti, ¿qué aplicación de Spotify te gusta más? ¿Cuál consideras más interesante o diferente? Comenta en el blog o en la página de Facebook o Google+.

Irracionalidad (o por qué pago por Spotify en 5 razones)

El ser humano es irracional por naturaleza. Capaz de usar el coche para ir a un supermercado más barato sin pensar que gastará más en gasolina de lo que ahorra en la compra. Algo así nos pasa con la cultura de contenidos digitales. Nos hemos acostumbrado a no pagar por lo que consumimos, pensando que alquilar una película a 1,99€ es una barbaridad. Recuerdo que Blockbuster, antes de cerrar, alquilaba sus películas de éxito a 495 pesetas, es decir, casi 3€, hace más de 10 años. Sin embargo, salimos y nos bebemos cinco cubatas a 7€ cada uno. Irracionalidad.

Por cosas como ésta no entiendo cuando la gente me pregunta -y casi enjuicia al hacerlo- por qué pago por una suscripción a Spotify Premium si puedo conseguir la música gratis. A continuación planteo algunos de los motivos que hacen mi acceso a Spotify sean los 9,99€ mejor aprovechados del mes.

Aplicaciones Spotify

  • Precio por canción

Lo primero que pensé en mayo del año pasado, cuando disfrutaba regularmente de la versión gratuita de Spotify con publicidad, fue si me saldría rentable pasarme a Spotify Premium pagando casi 120€ al año. Parecía bastante, pero aquí van las cuentas: según last.fm desde mayo de 2011 hasta hoy, 27 de agosto de 2012, he escuchado 12.550 canciones. Los 15 meses de suscripción corresponden a 149,85€, es decir, a 0,012€ por canción escuchada. ¿De verdad me estáis diciendo que no vale la pena, que es caro?

Un disco físico vale en las tiendas en torno a 20€ si es una novedad o unos 9€ si está de oferta. Si de verdad disfrutas de la música, ¿no es una gozada pagar lo mismo que por un disco en oferta y tener acceso a prácticamente la totalidad del catálogo musical editado en este país, en cualquier lugar y momento?

Pero es que yo no escucho tanta música, dirán algunos. Perfecto, para eso está la versión con publicidad de Spotify, que permite hasta 10 horas mensuales de música. Personalmente creo que, si escuchas más de 10 horas al mes, podrás dejar de tomarte una copa para disfrutar de tu pasatiempo.

  • Descubrir música

Ésta es quizá la razón más importante. Me gusta mucho la música, y me gusta descubrir nuevos grupos y estar alerta ante nuevos lanzamientos de mis cantantes preferidos. Hace unos meses Spotify dio un paso muy importante para diferenciarse de otras plataformas similares y ofrecer valor añadido: una lista de aplicaciones en HTML5 incrustadas en la interfaz de escritorio que permiten a los desarrolladores ofrecer contenido asociado a la música de Spotify.

Con ellas podemos leer la letra sincronizada de la canción que estamos escuchando como si de un karaoke se tratara (TuneWiki), descubrir música similar a la que estamos escuchando (last.fm, swarm.fm) o estar al tanto de los últimos lanzamientos con las críticas de los discos (Any Decent Music?, Pitchfork, Rolling Stone, We Are Hunted). Incluso podemos crear listas de reproducción en función de nuestro estado de ánimo (Moodagent) o bucear entre un montón de listas de reproducción (ShareMyPlaylists). Y así hasta 42 aplicaciones (que crecerán en número, seguro) para llevar nuestra pasión a otro nivel.

Y todo esto por no hablar de la Radio, que ha mejorado muchísimo y puede crearse en función del género, artista, álbum o canción.

  • Spotify Social

Probablemente haya mucha gente que no vea ninguna ventaja en que Spotify esté tan integrado con Facebook, pero a mí me resulta muy útil. Gracias a ver lo que tus amigos escuchan en Spotify he conocido nueva compañía para ir a conciertos e incluso algunos conocidos a los que no tenía en mucha estima han conseguido que me interesen más gracias a sus gustos. Como ventaja adicional, puedes escuchar a la vez con otra persona la misma música, cada uno desde su casa.

  • Música en el móvil

Todo esto no sería tan útil si se viera limitado a una aplicación de escritorio. Queremos música, y la queremos en cualquier momento. Por eso prefiero tener Spotify Premium (9,99€ al mes) en lugar de Spotify Unlimited (4,99€). La gran diferencia radica en que con el primero podemos tener nuestra música en el móvil.

Vale, pero yo sólo tengo 200/500MB en mi plan de datos, ¡Spotify me lo va a fulminar! No es cierto. Con la funcionalidad de listas de reproducción offline puedes crearte una lista con las canciones que te apetece escuchar (yo hago una o dos cada mes) y bajarla a tu móvil por Wifi para escucharla cuando quieras. El plan de datos sólo se utiliza cuando quieres escuchar una canción que no está en tus listas offline y estás en tu conexión 3G. Además, puedes seleccionar un método para que la música por streaming tenga menos calidad que la que te descargas, gastando menos datos.

  • Es legal

Algunos pensarán, ¿por qué pagar por Spotify si tengo casi lo mismo con otras plataformas gratuitas como Grooveshark? Primero porque Grooveshark sólo es gratuito en su versión de escritorio, y cobra lo mismo que Spotify si queremos escuchar música en el móvil. Pero fundamentalmente porque Spotify es legal, es decir, los artistas que nos gustan ganan dinero con cada escucha.

Nos pese o no Grooveshark tiene los días contados y, aunque aparecerán otras plataformas similares, nunca sabrás cuánto tiempo le queda a tu aplicación al margen de la ley. Eso implica que si tienes un montón de listas de reproducción en Grooveshark (o similar) y lo cierran las perderás todas, con todo lo que eso conlleva para una persona que disfruta de la música.

Es cierto, Spotify tiene algunas faltas importantes en su catálogo, pero cuanta más gente lo utilice menos excusas tendrán esas compañías o artistas para no querer estar allí. Spotify se hace entre todos y, sinceramente, son los 10€ que más disfruto de todo el mes.

Además, si eres de Yoigo tendrás 3 meses de Spotify Premium gratis y después sólo pagarás 7€ + IVA.

[spotify spotify:user:loopsmy:playlist:62LWb9aMTeVGeL5a30rs1v]

El libro de Stuart Sutherland, Irracionalidad, trata precisamente de cómo tomamos decisiones basadas en la irracionalidad. Es una lectura recomendada para los curiosos.

Esta obra responde a la pregunta de por qué nos equivocamos tan a menudo al razonar y resolver problemas. En palabras de Stuart Sutherland, «con todos mis respetos hacia Aristóteles, cabe afirmar que la conducta irracional no es la excepción, sino la norma». Tomando como base los datos experimentales aportados por la psicología, el autor pasa revista a los motivos por los que jueces, políticos, ingenieros, psicólogos, médicos y generales toman decisiones que con frecuencia producen desastrosos efectos. Irracionalidad. El enemigo interior aporta una panorámica escéptica, pero esperanzadora, sobre nuestra capacidad de razonar y actuar en consecuencia. Puede que no todos nuestros errores se solucionen mediante los procedimientos que sugiere el autor, pero sí es muy probable que, de haber conocido antes el contenido de este libro, no se habrían tomado muchas de las decisiones equivocadas que han afectado a nuestras vidas.

Sinopsis de Irracionalidad, en Amazon

El Suspiro Amarillo (avance y banda sonora)

Portada de El Suspiro Amarillo

Portada de El Suspiro Amarillo, cortesía de Tiza

¿Nunca has conocido a alguien y has tenido la sensación de que le debías algo? Sois tan complementarios que parece que estabais predestinados. Que uno le ha robado lo que le falta al otro.

El Suspiro Amarillo es una novela de desamor matemático: dos almas que se separan y sólo pueden volver a ser felices encontrándose de nuevo, un chico que vive en la frontera entre la felicidad y la desgracia; una madre que espera su muerte con paciencia, una lesbiana irónica, una cicatriz y una lágrima son los personajes de esta historia con aroma a melancolía y banda sonora en cada esquina.

Te gustará (espero) si te gustan: Siempre el mismo día, Alta fidelidad, Olvídate de mí, (500) Days of Summer

Como algunos ya sabréis, en las próximas semanas publicaré El Suspiro Amarillo, mi primera novela, a través Amazon gracias a su plataforma KDP. El libro saldrá en formato papel y en electrónico para Kindle, PC, Mac, iPhone/iPad y Android.

Eso significa que por menos de lo que cuesta un bocata de chorizo, un paquete de tabaco o un par de acciones de Bankia puedes tener un ejemplar. Probablemente no te llene tanto como el bocata, pero es sin duda mucho más útil que las acciones de Bankia. Lo del tabaco ya es decisión tuya.

Si quieres más información escríbeme a elsuspiroamarillo@gmail.com o consulta periódicamente esta web. En futuras entregas hablaré del apasionante proceso de la autoedición y de cómo aprovechar al máximo las posibilidades que ofrece Amazon para la publicación de escritores noveles. Y si quieres saber de dónde ha salido una portada tan chula échale un ojo a los trabajos de Acorde Digital.

El título de cada capítulo está basado en una canción. Como adelanto aquí tienes la banda sonora de la novela.

[spotify spotify:user:loopsmy:playlist:6OxH1poInkqMlCBV0iHUlo]

The Swell Season y el final del amor

Hay parejas que parecen condenadas a estar juntas, que se complementan de tal forma que su ruptura parece imposible: Damien Rice y Lisa Hannigan, Marta Etura y Luis Tosar; Vanessa Paradis y Johnny Depp o Glen Hansard y Markéta Irglová.

Hace un par de semanas se estrenó en España el fantástico documental The Swell Season, de Nick August-PernaChris Dapkins y Carlo Mirabella-DavisHoy, engullido por caballeros oscuros y otras plagas veraniegas, se desvanece de nuestras carteleras y sólo permanece en los Renoir Plaza de España de Madrid y los Floridablanca de Barcelona.

Hazte un favor: si te gustó Once, te atrae la música de Glen Hansard y Markéta Irglová o aún crees en el amor ve a ver The Swell Season. No te arrepentirás. Y, de paso, dejarás de creer en el amor.

El mundo entero se enamoró de Glen Hansard y Markéta Irglová cuando su colaboración en la película “Once” culminó con un Oscar a la mejor canción original en 2007. Pero detrás de las escenas, donde el romance entre Glen y Mar en la gran pantalla se hizo realidad, una gira mundial de dos años amenazaba con fracturar su amor predestinado. Filmado en blanco y negro, este documental musical es una íntima mirada hacia el regocijo y la confusión creada tanto por el amor como por la fama.

Sinopsis de The Swell Season en Filmaffinity

Cartel de The Swell SeasonHace unos años el boca a boca hizo que una película de bajísimo presupuesto vagamente basada en la historia de la pareja que formaban Glen y Markéta en The Swell Season fuera un éxito de crítica y público y hasta ganara un Oscar a la mejor canción por la increíble Falling Slowly.

Sin duda Once está entre mis películas preferidas y el concierto que el grupo dio en la sala Heineken de Madrid el mismo día del cumpleaños de Markéta -con castañuelas incluídas- se encuentra entre mis espectáculos favoritos, en una catarsis emocional que pocas veces recuerdo.

Por eso me resulta tan difícil -y a la vez tan placentero- enfrentarme a este documental.

En realidad Glen -cantante de The Frames– no era un músico callejero ni Markéta una vendedora de flores, pero Once contenía altos grados de verdad en sus imágenes. Para algo el director y guionista era John Carney, bajista de la banda de Glen Hansard

Filmado en un exquisito blanco y negro, The Swell Season muestra una gira del grupo posterior a la consecución del Oscar, con un grado de intimidad y de verdad difícilmente mejorables. Lo que podría haber sido un mero documento de la gira de un grupo, como hay mil, se transforma de repente en una historia de amor roto por el éxito, donde la magia va desvaneciéndose y entendemos la fragilidad de los personajes.

De las personas, debería decir. Porque si en Once había una historia guionada que parecía documental, aquí ocurre exactamente lo contrario: se trata de un documental que en ocasiones parece estar guionado como una ruptura sentimental. Y duele como ninguna. Tanto que te hace desear no creer en el amor.

En todo momento entendemos las sensaciones de los dos protagonistas y sus familiares, y hay secuencias enteras que, si pertenecieran a una película de ficción, nos desarmarían completamente, por lo que casi hay que agradecer al cámara que podamos ser testigos de ellas. Su mayor virtud es no apagarla en esos instantes en los que cualquier otro hubiera pedido intimidad, donde los debates y discusiones -nunca peleas- dejan intuir lo que va a venir.

Tras su ruptura sentimental y artística, Markéta y Glen han sacado dos discos en solitario (Anar y Rhythm and Repose) y el musical de Once ha ganado 8 premios Tony. Por el momento, igual que ocurrió con Lisa Hannigan y Damien Rice, el todo es mejor que la suma de las partes y todos hemos perdido con sus respectivas rupturas. Eso sí, al menos con la de The Swell Season tenemos este imprescindible documental.

[spotify http://open.spotify.com/track/28JehGYmSQnB15MKjnrzOJ]

  • Lo Mejor: La sensación de estar colándonos en las vidas de los protagonistas y su entereza al dejar encendida la cámara en determinadas situaciones.
  • Lo Peor: La ruptura de Glen y Marketa en sí.
  • Calificación: 9/10
  • IMDB: http://www.imdb.com/title/tt1722476/