Come Home to Mama: Recorriendo a Martha Wainwright


¿Cómo? ¿Que aún no conoces a la hermana menor de Rufus Wainwright? Esta semana ha salido el último disco de Martha WainwrightCome Home to Mama, con diez nuevas canciones que harán las delicias de los que, como a mí, nos gustan las vocalistas femeninas al estilo cabra loca, ésas que se dejan la piel en cada canción como si les fuera la vida en ello. De hecho, reconozco que me gusta más que su hermano. A continuación tienes su último disco para escuchar en Spotify y al final del post una lista de reproducción que he preparado con las canciones que más me gustan.

[spotify spotify:album:3IUeZ9ku6oxK7Em7aT8cex]

Conocí a Martha buscando artistas similares a Tanya Donelly (otra imprescindible) y Allmusic me hizo llegar a su primer disco, que acababa de salir. Tras escuchar Far Away, When the Day is Short Bloody Mother Fucking Asshole (BMFA) ya no pude escapar nunca más. BMFA ha sido desde entonces esa canción que te persigue en los momentos en los que quieres gritar de frustración y no sabes cómo hacerlo. Y más después de escucharla en directo, en la sala Moby Dick en 2006, y ver cómo se le quebraba la voz al gritarla.

Poetry is no place for a heart that’s a whore
And I’m young & I’m strong
But I feel old & tired
Overfired

And I’ve been poked & stoked
It’s all smoke, there’s no more fire
Only desire
For you, whoever you are

Fragmento de Bloody Mother Fucking Asshole

Después de su estupendo debut (si bien ya había aparecido en discos de sus padres y su hermano y publicado un EP, entre otras cosas), Martha esperó tres años para sacar la continuación, algo más eléctrico, no sin antes colaborar en discazos como el Separate Ways de Teddy Thompson, la banda sonora Leonard Cohen: I’m Your Man o el Release the Stars de Rufus. Al año siguiente, huyendo de encasillamientos, se dijo:

Si mi hermano ha sacado un disco entero de versiones de Judy Garland (Rufus Does Judy at Carnegie Hall), ¿por qué no grabo yo un directo entero con versiones de Édith Piaf? Y encima no voy a meter ni “Non, je ne regrette rien” ni “La vie en rose”, sus canciones más conocidas.

Pues allá que vamos, Sans Fusils, Ni Souliers, à Paris, otro discazo. Ahora, tras casarse, ser madre y lidiar con la muerte de la suya, Martha vuelve para quedarse. Come Home to Mama es quizá el punto medio entre sus dos primeros discos, con unos toques de electrónica para no estancarse. El single de salida es Prosepina, deidad de vida, muerte y resurrección, la última canción escrita por su madre antes de morir.

Martha Wainwrigth no es para un público fácil. Requiere de varias escuchas para disfrutar de todos los detalles de su música, y este disco no es una excepción. Ahora bien, si vienes con la mente abierta y algo de paciencia te garantizo que disfrutarás como con pocos artistas.

Como lo prometido es deuda, aquí tienes una lista de reproducción con los que para mí son los temas imprescindibles de Martha Wainwright, incluyendo una versión de Rebeca Jiménez del tema Far Away.

[spotify spotify:user:loopsmy:playlist:5WzIkjXJVyf49ZrNy4xeC6]

Discografía seleccionada:

Te gustará si te gustan: Feist, Cat Power, Tanya Donelly, Lisa Germano, Rufus Wainwright.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s